Mi Gran Boda China

Como algunos sabéis, conseguí hace poco colarme en una boda china, hazaña cuya consecución ha sido mi máxima ilusión desde que llegué aquí por primera vez.

Pues bien, después de haber conseguido ser invitada a una boda local, procederé a ponerla a caldo, lo cual demuestra que todo proceso creativo y/o periodístico exige de su ejecutor ser francamente mala persona.

La invitada al evento no era yo, como habréis podido deducir, sino una amiga a la que llamaremos Amiga Integrada porque, a pesar de ser de Madrid, habla chino perfectamente, ve  telenovelas chinas, lleva termo de té chino y es invitada a bodas chinas.

En cuanto me enteré del evento le pedí que porfi porfi me llevara de acompañante, pensando que aquello sería como las bodas gitanas en las que una rodaja de salami más o menos da igual así que te puedes colar, pero por lo visto no es así. Es bastante más formal y limitado de lo que parece.

IMG_20150510_174008383
Distribución de los invitados por mesas. Detecten al invitado extranjero

La boda había sido convocada a las 17:28, que es una hora escogida de esta forma imaginamos que porque acaba en 8, que es el número de la buena suerte en Chinolandia. Hay que aclarar que la “ceremonia” es una cena con un poco de espectáculo, porque las bodas aquí se hacen discretamente ante la administración y no ante Dios o ante el coro rociero.

El restaurante de la celebración estaba en una nave sita en una parte un poco desangelada de la ciudad, donde en 2010 se organizó la expo de Shanghai. La nave estaba diseñada al estilo Casa Blanca.

IMG_20150510_172801992
Un lugar discreto y sin pretensiones para celebrar nuestra unión

Esta boda era moderadamente elegante pero, tranquilizaos y no temáis, que toda boda, sea como sea,  siempre es un poco hortera.

Al entrar en la Casa Blanca lo primero que hay es una mesa con una señora que se ocupa de que entregues un sobre rojo con tu nombre lleno de pasta, tras lo cual puedes firmar en el libro de visitas y pasar al salón. Como si tener a dos guiris glamurosas no fuera suficiente regalo, ofrecimos unos 70 euros las dos (y a Amiga Integrada ahora la miran mal en el trabajo y no va a ser invitada a más bodas me parece)

Como veis los chinos son gente fundamentalmente práctica que no cree en los intermediarios y no necesitan  fingir que compran un marco de fotos en El Corte Inglés para demostrar su amor y compromiso por la pareja contrayente.

IMG_20150510_173817801
Sobre rojo de la pasta
IMG_20150510_174302541_HDR
Emotivo check-in: entrega de la pasta y firma en el libro de visitas

A continuación se pasa al salón, que es una reproducción de alguna fantasía cursi y azucarada del palacio de Versalles, si el palacio de Versalles hubiera estado habitado por Hello Kitty.

nene
Este niño se arrepentirá de esta foto en cinco años escasos
Salón, con proyección de las fotos de estudio de los contrayentes, convenientemente pixelizadas porque soy mala pero dentro de unos límites de decencia
Salón, con proyección de las fotos de estudio de los contrayentes, convenientemente pixelizadas no por respeto ni nada de eso, sino por temor a las represalias

Éramos por supuesto las únicas extranjeras y también las únicas, aparte de la novia, que nos habíamos arreglado. Nosotras agobiadas porque no sabiamos si se podía ir de negro, o de blanco, o de rojo, y luego nos encontramos con cosas como lo siguiente:

bart
Invitada con suéter de Bart Simpson,(agotado en Sheinside) y novio que lleva su camiseta formal

Mientras va llegando la gente los novios se sacan fotos con los invitados:

Foto de la princesa con el populacho
Foto de la princesa con el populacho. (Amiga Integrada tuvo que bailar en un momento dado el Gangnam Style con el del polo de rayas. Él aún no se ha recuperado)

En el salón del banquete propiamente dicho había mesas redondas y estaba atravesado por una pasarela de metacrilato francamente prometedora.

Nos sentamos todos. Las luces se apagan, un foco ilumina la pasarela y aparece desfilando una china ligera de ropa con un violín blanco. Contra todo pronóstico, el violín lo sabe tocar, en concreto una versión del canon de Pachelbel makinera digna de los músicos rumanos de la línea 6 del Metro. Entonces pensé: ¡una violinista choni! ¡como Rosamund! ¿será ella?

Cuando la violinista se retira, empieza a sonar la música de Piratas del Caribe, que es una cosa así occidental y sofisticada, y aparecen los novios en el escenario, en su primer modelito (la novia, como una Katy Perry de gira mundial, se cambia tres veces de vestido a lo largo de la noche).

Un presentador anima la velada y van subiendo familiares a dar discursitos. El primer orador que sube es el tío del novio, que en vista al caso que le hacen y lo muchísimo que habla, ha debido de soltar mucha pasta. Se organiza una tómbola.

mmexport1432733247823
Muy bien tito, ahora suelta el parné que nos vamos de luna de miel a Europa y hay descuento en Rolex
Apasionado beso ante cortina de fuegos artificiales, claramente inspirado en el final del la bella y la bestia

Yo, en un momento dado, y sin entender nada, me puse a llorar desconsoladamente como me pasa en todas y cada una de las bodas. Una china de la mesa me dio un pañuelo y todo el mundo se descojonó de mí en general, que es algo que en China me pasa con relativa frecuencia pero aquí lo llevo mejor que de normal.

Mientras pasaban cosas por el escenario (ahora discurso, ahora juego, ahora pirámide de copas de champán) íbamos comiendo y bebiendo en la mesa redonda giratoria. Huelga decir que las únicas que bebimos con cierta consecuencia celebratoria fuimos las extranjeras (por educación y porque sabemos cual es nuestro lugar y nuestra función).

IMG_20150510_190140557_HDR
Toda boda con poderío tiene su langosta rampante

Cuando acabaron las animaciones, se empezaron a proyectar las fotos de infancia de los novios. La gente exclamaba ¡OOooohh qué ricos, pero cuánto habéis cambiado! hasta que se dieron cuenta de que se habían confundido de boda y esas fotos eran de otra gente.

Finalmente pusieron las buenas, aunque hubo expectación dado que las fotos de boda están tan sumamente photoshopeadas que puedes tardar un rato en darte cuenta de que no reconoces a la pareja.

Novia caleidoscopio
Novia caleidoscopio. Aun se me aparece por las noches.

Por cierto que el tema de las fotos de estudio nupciales es extremadamente importante en China. Se ha creado la costumbre de hacer álbumes de fotos muy exagerados, con disfraces y decorados, previos al banquete para guardar de recuerdo. Es de hecho común encontrarse novias con su vestido blanco sacándose fotos en los lugares turísticos de la ciudad, o incluso en el extranjero.

Estos son algunos ejemplos de fotos de bodas que he encontrado por el internés (esta gente no me invitó a su boda así que podemos reirnos y no ponerle pixelitos):

Wonderful
Nuestro amor es wonderful
DDF
Los Wang nos enseñan su palacio veneciano
4333f28b26fd33bf3850d28daa968f6d
Weiwei y Dongdong pasan completamente desapercibidos en su viaje por Europa.
DF
Meihua en su casita de campo en Devonshire

(Para encontrar estas fotos he tenido que poner “chinese bride” en Google, lo cual significa que voy a empezar a recibir spam de Meetics chinos para pervertidos extranjeros de cierta edad. Lo que no haría por vosotros)

Hacía el final de la cena hay un bonito ritual en el cual los novios van a saludar a los invitados a las mesas y la novia tiene que ofrecer un cigarrillo a cada varón y encendérselo, lo que ahora es simpático pero hace mil años seguramente simbolizaba alguna cosa sexual que no mola.

En nuestra mesa de excesos libertinos el único hombre que había no fumaba y llevaba riñonera (así está el mercado), pero todos nos señalaron  oportunamente a Amiga Integrada y a mi, que no sólo nos estábamos acabando con todo el tinto barato, sino que fumábamos locamente como en una película de los cincuenta.

La novia parecía desconcertada ante tal situación, ya que en China las mujeres generalmente no fuman salvo que sean prostitutas, o peor, de Hong Kong. Finalmente también nos ofreció un cigarrillo y nos lo encendió.

Grandísima foto (censurada) del mágico momento del encedimiento y que mola tanto que la tengo que poner aunque se empieza a evidenciar en la misma que tanto fideo y tanto glutamato m está dejando como un saquito de harina
Grandísima foto del momento en el que la novia sale del paso en el atroz acto contranatura de encenderle un cigarrillo a otra mujer

Bueno, en general la boda fue bastante divertida, y ello teniendo en cuenta mis habilidades de comunicación limitadas. Por desgracia, las bodas chinas no tienen baile, así que, al cabo de tres horas, con todo el subidón, te mandan para casa.

Eso sí, no sin antes sacar los tuppers y ramplar con las sobras. Que para algo hemos pagado, leñe.

IMG_20150510_211543156
Ummm eso me lo quería llevar yo….
Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *