El Día Internacional de la Mujer, versión China

Buenos días, mujeres y hombres que me leéis y que estáis comprometidos con la igualdad de género. Ojalá algún día la causa esté lo suficientemente avanzada como para poder  titular esta entrada “Celebrando el Día Internacional del Chichi”, que era lo que me apetecía de primeras. Al final he tenido que contenerme y optar por una titulación más genérica.

Como sabéis ayer se celebró el Día Internacional de la Mujer, antes conocido como Día de la Mujer Trabajadora. Lo cual es un avance porque ahora también incluye a aquellas mujeres que viven del cuento y/o de sus maridos.

Ahora Isabel también se siente partícipe de la lucha

Y como también sabéis, soy una feminista radical e iconoclasta que, a pesar de que llama zorras a otras mujeres en cuanto puede, está muy implicada con la causa hasta las últimas consecuencias. Por ejemplo,  el otro día le cosí un botón de la camisa al Maromo mirando un tutorial de Youtube, pero lo hice en secreto y con gran vergüenza.

Y este complejo y tortuoso tema del feminismo, ¿cómo lo llevan nuestros queridos chinos? Pues ahí, ahí, o mama huhu como dicen ellos.

La cultura china tradicional, como todas las culturas tradicionales de todas partes, es bastante machista. Esto se revela en cosas como la escritura.  Un clásico ejemplo es que la palabra para designar seguridad (安)la forma el caracter que representa a la mujer (女) bajo el caracter que representa un tejado (宀). La mujer en casa es seguridad y es bien.

Del mismo modo, la palabra  envidia (嫉妒) la forman los caracteres de mujer + enfermedad + mujer + casa. O sea que la envidia es, o bien una enfermedad propia de mujeres (no sé de qué me hablan, si todas son unas zorras pues no es mi culpa), o bien la enfermedad que te suscita la mujer del vecino.

Con este panorama, los revisionistas del lenguaje que dicen compañer@s o compañerxs y que no gustan nada a machos alfa insignia tipo Pérez-Reverte (o a mi misma), tendrían que abolir el idioma entero y hablar con lenguaje de gestos.

Para aquellos que os interese el idioma chino y el feminismo (sí, vosotras dos), os dejo un artículo interesante este asunto: https://www.wired.com/2016/02/this-little-red-book-confronts-sexism-in-the-chinese-language/ 

Dicho esto, China no es todo lo machista que podría ser gracias al lavado comunista que sufrió su cultura anterior. Mao decía que las mujeres sujetan la mitad del cielo, que imagino que es una forma de decir que había que ponerlas a trabajar también.

Ya está bien de estar en casa metidas con los pies vendados fumando opio con las otras concubinas tol día

Además del tema comunista, la política del hijo único ha ayudado mucho al avance de las mujeres. No ya solo porque las madres no están esclavizadas por camadas de seis o siete hijos, sino porque al no darle opción a los padres, las niñas han recibido exactamente la misma educación, atención y locas expectativas que si hubieran sido varones.

¡Las niñas también pueden jugar al pingpong como los niños! ¡así que también puedes educarlas para que te mantengan en la vejez!

En China se celebra el Día de la Mujer por influencia soviética desde que se instauró la República Popular en 1949. Lo normal es dar a las mujeres medio día libre en el trabajo. En nuestra empresa esto no ha sido así, imagino que porque es una cosa retrógrada, o porque si lo hiciéramos nos quedaríamos sin plantilla.

En cualquier caso, la percepción de la razón de ser de este día en inicio reivindicativo, aquí es muy distinta.

Desde hace un par de años, la plataforma de comercio electrónico Taobao, que es como Amazon pero a lo bestia porque  se usa todos los días para comprar absolutamente todo, ha decidido que el Día de la Mujer sea el día en el que las mujeres celebren su mujeritud haciendo lo que a las mujeres más gusta, es decir, comprar. El nombre un poco gay escogido para esta nueva festividad de ficción es el “Día de la Reina”.

En palabras de una compañera del departamento de marketing (porque nuestro emporio textil también ha participado en esta promoción), es un día creado por Taobao para que las mujeres podamos “celebrar la reina que todas llevamos dentro”.

Por lo visto este pueril pretexto de la reina interior ha sido un éxito y hemos vendido un huevo de trapitos.

“3.8 Día de la Reina, vive tu belleza”.  A Rosa Luxemburgo también le gustaban mucho los tacones y el fucsia.

Mientras esto sucede en el ciberespacio, en la vida real recibo fotos de la reportera en la sombra “I.B.T.”, en concreto de un centro comercial que se ha subido al carro y estaá celebrando una especie de photocall llamado “Queen For A Day”, o sea “Reina por un día”.

Ahí te puedes sacar fotos bajo un arco de flores en compañía de un extranjero blanco de bajos ingresos disfrazado de príncipe dieciochesco. Porque las sufragistas se autoinmolaban para que toda mujer, al margen de su edad, raza o religión, pudiera acceder en igualdad de condiciones a una boda Disney.

Las anécdotas que contará este chavalito de vuelta en Vladivostok
El día más feliz de mi vida adulta

El Gobierno debe de estar encantado con este concepto de que el Día de la Mujer gire en torno a comprar ropa y ponerse mona. Como muestra, uno de los reportajes del día en el periódico de propaganda China Daily: “Fotógrafo transforma a trabajadoras de la construcción en señoras elegantes”:

Ver esta galería de adefesios empoderados mutándo el preciosos jarrones al completo en: http://www.chinadaily.com.cn/china/2017-03/09/content_28494727.htm#Content

Y es que esta idea cuqui y altamente distorsionada de lo que es el Día de la Mujer no solo es una treta comercial sino que ha calado en la sociedad. Os dejo el siguiente post, aparecido en mis momentos de WeChat (que es como las noticias de Facebook):

Titulo: “Un hombre guapo me ha dado una rosa mientras esperaba en un semáforo. Qué día de la mujer tan feliz!” Comentario: “Lo importante es que el que el extranjero que me dio la rosa era guapo”.

Amnesia ha entendido perfectamente de qué va el rollo. Ya, yo tampoco sé porqué se llama Amnesia. (*Por cierto, Amnesia no es su nombre de verdad, y la foto de perfil lleva mucho Photoshop, así que técnicamente no estoy revelando datos personales sin consentimiento).

Espero que me permitáis el cliché, pero da la impresión de que los chinos tienen la conciencia crítica completamente ahogada en consumismo. O es quizás lo único que pueden hacer, dadas las restricciones políticas, sociales y financieras que se les imponen.

Como diría Napoleón, China es un gigante dormido y cuando se lo hayan comprado todo y haya rotura de stock, entonces, y solo entonces, es cuando se liará gorda.

Starbucks frente a la Plaza de Tiananmen, lugar de luctuosos eventos de los que nadie habla. Una sutil paradoja digna del programa de Évole

***

La foto de la pistolera corresponde a una heroína revolucionaria, la Señora de las Dos Pistolas, que mató a muchos japoneses.

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn