Pequeños Empresarios II

Hace unos meses, publiqué una entrada llamada Pequeños Empresarios, dedicada al Estudio Fotográfico Unipersonal de Loto Fragante que tuvo un sorprendente éxito por su indudable valor como caso práctico de MBA.

He decidido revisitar el tema ante la apertura de un nuevo negocio en el barrio, a pocos metros del establecimiento mencionado.

En este caso, se trata de una tienda multiespacio, que es un concepto muy de moda y consecuentemente chorras para denominar a una tienda guay donde se venden cosas de distinta naturaleza, sólo iguales en su nula utilidad y altísimo precio. En Madrid tenemos, por ejemplo, Isolée, y en París está Merci. No he ido a ninguno de los dos, sólo los pongo porque así esto parecerá un blog molón.

En mi propia experiencia, he visto muchos casos de estas tiendas multiespacio en pueblos pasiegos (con ejemplos como la carnicería-bar ) o en mi pueblito de Irlanda, donde había una oficina de correos-ferretería y un banco-biblioteca municipal).

En fin, después de esta disertación que no va a ninguna parte sino a meterle relleno al post, os dejo una foto de la nueva tienda del barrio, diversificada y específica al mismo tiempo:

La Tienda de Rollos de Papel Higiénico Con Ses-sop Incorporado

En el letrero verde pone algo así como “Tienda de Papel Higiénico”. En el cartelito blanco y rojo de la izquierda pone “Productos para adultos”

Y en efecto, en la ventana de la derecha sólo venden rollos de papel y pañuelos, y en la de la izquierda, venden películas porno y pichas de plástico.

¿Coincidencia? ¿Causalidad?

Venga, guarrillos, os acerco la foto que no se aprecia bien:

Contra todo pronóstico, no son amarillas. Colonialismo cultural a ultranza

Lamentablemente, aún no he visto al dependiente. Pero no me extrañaría que fuera una abuelita entrañable como Loto Fragante, que muy maternalmente te hará descuento si te llevas dos en vez de una.

Y ahí tenéis el post empresarial-picantón de la semana.

Ya puestos, os dejo un par de fotos más de los negocios circundantes:

El Templo del Pinrel. Masajista de pies
Me fio más de esta que de Marco Aldany
Su sastre de confianza

Para terminar, un ejemplo de la más tremenda mezcla lingüística que en el mundo ha sido: El Mandañol:

DSC03766

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn

6 opiniones en “Pequeños Empresarios II”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *