El Auge y Caída de Rocky Wu

Como muchos sabéis, acabo de dejar el trabajo, por lo que a partir de ahora pasaré a convertirme en la estudiante erasmus que siempre quise ser (y no pude – porque me engañaron vilmente con lo del hispano-francés).

En mi mail de despedida del trabajo a mis superiores y compañeros, expliqué de la siguiente forma los motivos de mi marcha :

I’ve been a victim of parental pressure and requested to go home and get married to a good local boy ASAP.

***

He sido víctima de la presión parental y se me ha solicitado volver a casa para casarme con un buen mozo local inmediatamente.

Además, para mi último día, hice la única cosa que se cocinar (tortilla de patatas, sin cebolla) y se lo llevé a mis chinas.

La recordaréis por su pericia haciendo de Ambrosio con los ferrero rocher

Nadie tuvo intoxicación alimentaria así que podemos considerar que fue un éxito total.

Antes de irme hice limpieza de mails, e hice una pequeña selección de mails de indudable valor cómico-documental. Os dejo dos.

El primero, lo recibí a la semana de empezar a trabajar, y venía del departamento informático (o de IT).

Querida Alicia:

Siento molestarte, pero tras revisar las estadísticas de uso de tu ancho de banda, he visto que tu ordenador excede nuestro servidor más activo en más de 2 veces, y a un usuario estándar en más de 33 veces.  Esto es bastante alarmante. Se te ocurre alguna explicación a este fenómeno?

Espero que estéis orgullosos de mí, y de como consigo hacer mi trabajo aún viendo 33 veces más tonterías en internet que el resto de los empleados. Soy toda una überfrauen del mundo digital.

Otro más.

Ya hemos hablado un poco sobre el asunto de los nombres ingleses de los chinos, seleccionados mediante fluctuantes criterios para facilitarnos la vida a nosotros inferiores occidentales.

Para ilustrarlo os presento, el Auge y Caída de Rocky Wu, un Psicodrama Laboral en Tres Emails:

1) Un lunes cualquiera…. primer e-mail

De: Rocky WU

Asunto: Saludos de Rocky WU – Departamento Jurídico 

Queridos todos,

Mi nombre es Rocky WU, un nuevo compañero trabajando como abogado en el departamento legal. Fue un placer conoceros a todos esta mañana. Espero que trabajemos bien juntos y crezcamos juntos en el futuro.

Un abrazo,

Rocky WU

2) 15 días después……

 De: Victor WU

Asunto: Cambio de nombre

Queridos todos,

Gracias al amable consejo de (Jefe Máximo), me gustaría cambiar mi nombre de Rocky a Victor. Vuestra amable atención con respecto a este asunto será muy valorada.

Mis datos de contacto han cambiado de la siguiente manera:

Email: victor.wu@xxxxx

Saludos,

Victor WU

3) Una semana después….

 De: Jefe Máximo

Asunto: VICTOR/ROCKY WU

Queridos todos,  Victor Wu ya no trabajo con nosotros. Le deseamos todo lo mejor en el futuro. Sus asuntos serán traspasados a otros abogados del departamento jurídico.

Un cordial saludo,

Jefe Máximo

Qué motivos hicieron que Victor / Rocky Wu no prosperara en la organización, nunca lo sabremos.

Sin embargo, hay aún entre nuestras filas una Summer, una Smoothie, una Sierra y varias Serenas (aunque aún no ha aparecido ninguna Blair). He conocido también a un Wonder y una Gucci.

PD. Yo quise ponerme “ming” como apellido y me dijeron que significaba “destino” y que era “ridículo”. Juas!

PDD. he buscado al intercepto en LinkedIn y se llama Rocky otra vez. Imagino que se dio cuenta de que Victor era un nombre un poco homosexual.

***

CODA: Pequeños Empresarios 3, Traca Final

Recordaréis que no hace mucho abrió en mi barrio un sex-shop muy de andar por casa. Ha debido de ser un éxito, puesto que el otro día, cuando fui a comprar una coca-cola al quiosco de enfrente de mi casa, me encontré con que el quiosquero había puesto, al lado de las latas de refresco, las patas de pollo secas y el micro-ondas, unas muñecas hinchables.

Conversación real:

Yo: ¿¿Pero qué hace vendiendo esto aquí??

Quiosquero (con niña de dos años al brazo): ¿Quieres una? Te la enseño.

Yo: ¡Pero si son rubias! ¿no tienes chinas?

Quiosquero (con niña de dos años al brazo) No tengo chinas. ¿Te la llevas o no?

Yo: No, no, sólo la coca-cola.

(Y me gustaría saber como contará esta anécdota el quiosquero a sus amigos.)

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn

8 opiniones en “El Auge y Caída de Rocky Wu”

  1. jajajajaj

    la conversación con el quiosquero la tuviste en chino ??

    yo sigo opuesta a lo de la tortilla sin cebolla. es una cuestión de principios

  2. Quiero informaros que también en León uno puede cambiar de nombre. A partir de ahora me gustaría que me llamaraisTáng Shuāng (= Smoothie/batido)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *