Raves de Abuelos

En mi nueva vida como estudiante, me he visto obligada a frecuentar las calle a horas incivilizadas, tipo siete y media de la mañana, para poder llegar puntualmente a la universidad.

Gracias a ello, he podido descubrir una nueva faceta de la cultura china, un fenómeno que sucede en los parques a primera hora de la mañana hasta el mediodía: las  raves de viejillos en los parques públicos.

“Viejillos” es una palabra que dice el cuñao que me encanta y sobre la que le otorgo todo crédito.

Los viejos de China son muy distintos a nuestros viejos. Son gente muy primitiva, que en vez de quedarse en casa esperando la muerte mientras ven “Sálvame” (esto último con posibles efectos galvanizadores sobre lo primero) , se dedican a corretear en los parques con otros viejillos, haciendo deporte, bailando y divirtiéndose.

Menos mal que gracias a nuestra influencia acabarán entrando en razón.

En concreto, el parque que tengo que atravesar cada mañana es el parque de Lu Xun, en el barrio de Hongkou. Aquí debajo tenéis la foto de la wikipedia:

Estatua de Lu Xun en primer plano. De fondo, abueletes portando sendas espadas jedi
A las doce, los abuelos se dispersan

Este parque, antes de convertirse en público, era en su origen un campo de tiro hecho por los ingleses en el siglo XIX.

Sabéis que me entusiasma todo lo británico, e igualmente admiro la facilidad con la que esta gente coloniza el mundo con sus pasatiempos chorras.

(Como por ejemplo, el deporte. Cabrones.)

También en Shanghai,  la “Plaza del Pueblo”, era en origen un hipódromo hecho por los británicos, y el Museo de Arte Moderno, la casa-club donde se tomaban los gintonics.

Volviendo al tema,  la primera vez que entré en este parque, a las 7 de la mañana, con el musicote a todo volumen y las hordas de vejetes bailando como si lo fueran a prohibir, me quedé impactada:  bailan en masa, con coreografía, sincronizados como el ejército norcoreano, y al son de los chunda-chundas más sorprendentes. Una vez tenían puesto a Marc Anthony, por ejemplo.

Os dejo un par de videos ilustrativos del tema que he encontrado en internés:


Además de baile, también hacen gimnasia de toda la vida de dios con las  típicas máquinas de tortura diseñadas para ese fin, en versión parque.

Me miras a mí, moza?
Completa la frase: Yo hago esto y : (a) Hago crac, (b) hago catacrac, (c) Alicia no seas fantasma, tú no puedes hacer eso
Veo esto y suena esto en mi interior

Este video también lo he sacado del internés, que me da palo grabar a los viejillos:

Badminton

O practican el interesantísimo y localísimo ejercicio consistente en andar hacia atrás (este vídeo también es de internet, buenísimo)

También hacen cosas más tranquis, como el taichi, con sus complementos (abanicos, espadas, tambores…), jugar a las cartas, o hacer caligrafía en el suelo.

Esto es más de mi estilo
La caligrafia como deporte

En resumen, en los parques chinos no hay ni jóvenes bebiendo, ni yonkis pinchándose, ni parejas metiéndose mano, ni maricas  promiscuos que se citan por internet. Sólo hay abuelos haciendo deporte. El sueño del de Saber Vivir, y el de cualquier persona sensata.

Y todo ello gracias a su puta mierda de armónica sociedad represora y dirigida. De repente, me siento muy mal, y no sé porqué.

***

Mejores Amigas del Alma (50 años después, me sigues copiando la ropa, zorra)
Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn

6 opiniones en “Raves de Abuelos”

  1. Los que nos están colonizando son ellos a nosotros… ahora abuelillos haciendo tai chi hay en los parques de París y de Lima. Socorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *